lunes, 2 de mayo de 2011

Poesías Disparatadas




"CENICIENTA NO ESCARMIENTA"





¿Se acuerdan de Cenicienta



esa pequeña harapienta



cuyas hermanas mugrientas



la trataban de sirvienta?...








Pues bien, una vez casada



con el príncipe y mudada



a su palacio en Posadas



no cambió nada de nada.








Se le metió en la cabeza



el furor de la limpieza



y sale a barrer las piezas


con su traje de princesa.









Por la mañana temprano



con un cepillo en la mano



rasquetea a los enanos



del jardín y a los gusanos.









Que salen a ver que pasa.




Los lleva a la terraza



para sacarle la grasa



con un trocito de gasa.








Limpia ventanas, pisos



con el piolín de un chorizo



fabricado por un suizo



coloradito y petizo.











Lava ropa, seca platos,



lustra botas y zapatos,



por la tarde baña patos



mientras encera a los gatos.









El príncipe Sinforoso



se empezó a poner nervioso



cuando el se pone mimoso



ella se va a planchar osos.










Y es probable que algún día



le diga: "Querida mía...



no soporto esta manía



vete a bañar a tus tías"...









GUILLERMO SAAVEDRA.








Escuchamos y dibujamos: Grupo 1-2-3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario